La facturación de las empresas del metal cae en un 48% en mayo de 2020 respecto al mismo periodo de 2019 por el covid-19

Nota de prensa Público 09/06/2020 3 1.802
  • |
  • |
  • |

Según Lafuente, la senda de la recuperación se presume lenta y llena de incertidumbre. Así que es momento de coger las riendas y prepararnos para el día después.

La facturación de las empresas del metal ha caído en más de un 50% por el altísimo impacto de la pandemia en la actividad productiva y comercial, según apunta la encuesta de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (FEMEVAL). En concreto, un 60% en abril y cercana al 50% en mayo respecto a los mismos meses de 2019, y a corto plazo se prevé que esta disminución se sitúe en el 40% en el mes de junio.

Por subsectores, en la industria, instalaciones y comercio del metal la producción y facturación ha disminuido a la mitad. El peor dato lo registra la venta y reparación de vehículos que ha sufrido un descenso del 77% en abril, del 61% en mayo y la previsión para junio es de una caída del 46%.

FEMEVAL realiza este informe mensualmente desde el inicio del estado de alarma. Su objetivo: valorar con mayor perspectiva la dimensión de la crisis sanitaria en el metal y, sobre todo, conocer las medidas que se consideran prioritarias para el día de después del estado de alarma.

En esta tercera muestra tomada entre el 28 de mayo al 2 de junio, las empresas otorgan un 3,8 a la situación en abril. Una cifra que denota que la crisis sanitaria se transforma, en toda su envergadura, en una profunda crisis económica, ya que es la más baja de la serie histórica recogida por FEMEVAL en su Informe de Coyuntura Trimestral, incluso por debajo de la obtenida en los peores momentos de la crisis de los años 2009 a 2013. Al inicio de la desescalada, en mayo, la puntuación subió a 4,7 puntos, iniciándose una débil recuperación, y las expectativas para finales de año son de un ascenso muy lento hasta el 5,4.

Antes del COVID-19, la valoración media de las empresas en febrero era de 7,5 puntos, que en términos académicos sería un notable bajo. En marzo fue de 6,1, al atravesar un periodo de desaceleración del crecimiento económico, con las dudas generadas por la salida efectiva del Reino Unido de la Unión Europeo, el proteccionismo y unilateralidad de Donald Trump, así como la guerra comercial entre China y EE.UU.

Aunque la tendencia es de una paulatina mejoría, la senda de la recuperación se presume lenta y llena de incertidumbre. Así que es momento de coger las riendas y prepararnos para el día después. En FEMEVAL ya hemos trabajado sobre un Plan de Reactivación del Sector Metalmecánico con siete medidas que consideramos estratégicas para una rápida recuperación de nuestras empresas. Ahora confiamos en el sentido común de la Administración para agilizar su puesta en marcha. De ello depende la salida de esta crisis, porque las empresas no podemos solas”, destaca el presidente de FEMEVAL, Vicente Lafuente.

 

APOYO SECTORIAL A LAS MEDIDAS DE FEMEVAL PARA ENFRENTAR LA CRISIS

El conjunto de la industria, comercio y servicios del metal califican como notables todas las medidas incluidas en el Plan de “Medidas para el día despues” de FEMEVAL. Entre ellas, obtienen matricula las que solicitan una simplificación del marco regulatorio y agilización en los trámites administrativos; una administración pública más eficaz; así como la exención o moratoria en el pago de impuestos y cotizaciones sociales.

Las empresas valoran como medidas sobresalientes, la solicitud de un marco laboral ágil acorde con los nuevos modelos de organización de trabajo; una mayor financiación, liquidez y lucha contra la morosidad; un mercado energético competitivo mediante el fomento de las energías renovables, autoconsumo y movilidad; así como actuaciones para recuperar y gestionar el talento y mejorar la cualificación.

Las medidas para la reactivación industrial, el desarrollo de una estrategia de Política Industrial con una dotación presupuestaría adecuada para actuar a corto y medio plazo; el impulso de la transformación digital de todas las empresas con ayudas a inversiones en digitalización, tecnología, procesos 4.0 y e-commerce; actuaciones para ganar tamaño y fomentar la cooperación empresarial; la reactivación del comercio exterior y apoyo a la internacionalización; y el fomento del consumo con planes tipo RENOVE, se puntúan también como notables.

Por subsectores, se consideran prioritarias las ayudas fiscales y la simplificación del marco regulatorio y agilización en los trámites administrativos. La industria y las instalaciones del metal abogan también por el acceso a financiación para las empresas y lucha contra la morosidad. La venta y reparación de vehículos defiende un mercado energético competitivo y el comercio del metal que se establezca un marco laboral ágil.

Por último, señalar que en este informe de FEMEVAL han participado un total de 195 empresas de la industria, comercio y servicios del metal, lo que garantiza una cifra representativa de los datos obtenidos para el global del metal, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error de 6%, para la totalidad del sector.

 

Repercusión:

LEVANTE: Las empresas del metal facturan un 48 % menos en mayo pero prevén frenar la caída

LAS PROVINCIAS: Las empresas del metal facturan un 48% menos en mayo

VALENCIA PLAZA: Las empresas valencianas del metal facturan un 48% menos en mayo pero prevén frenar la caída

CASTELLÓN PLAZA: Las empresas valencianas del metal facturan un 48% menos en mayo pero prevén frenar la caída

ECONOMIA 3: La facturación de las empresas del metal cae un 48% en mayo por la COVID-19

EXPANSIÓN: El metal valenciano redujo su facturación a la mitad en mayo

LA VANGUARDIA: Las empresas del metal facturan 48 % menos en mayo pero prevén frenar caída