Barómetro del Metal

Tenemos un buen plan

Post Público 22/01/2020 6 797
  • |
  • |

Vamos a dibujar una nueva hoja de ruta de FEMEVAL aprovechando todas las oportunidades que nos hemos ganado a pulso y con la que podamos decir, ¡el futuro es nuestro!

La estrategia es el punto de partida del camino hacia el éxito empresarial. Sin ella, se navega sin rumbo, mirando a corto plazo en lugar de mirar más allá y sin saber las metas que se quieren alcanzar.

 

De ahí la importancia de contar con un planteamiento estratégico porque es el cuaderno de bitácora de cualquier organización. El documento maestro en el que se plasma dónde se está, dónde se quiere llegar en el futuro y qué hacer para conseguirlo en base a unos objetivos y unos métodos de actuación para lograrlos.

 

El 31 de diciembre de 2020 finaliza el IV Plan Estratégico de FEMEVAL y toca abordar el siguiente. Un cometido que figura en el programa de mi candidatura tras ser reelegido presidente de esta patronal el pasado mes de junio. Pero no solo consta el compromiso de dar continuidad a este Plan, sino de imprimirle un carácter disruptivo y participativo para adaptar a esta federación a los nuevos retos que las organizaciones empresariales y las empresas tenemos por delante en un escenario socioeconómico donde la única constante es el cambio.

 

Arrancamos así con un plan de desarrollo estratégico para FEMEVAL que tiene un triple objetivo: 1) Identificar líneas estratégicas y definir un modelo de gobierno de la organización; 2) Involucrar, no sólo a los órganos de gobierno y al equipo de la federación, sino a todos los Stakeholders que vayan a estar vinculados con el modelo de desarrollo que se defina, y 3) Validar y evolucionar la estructura organizativa para alinearla con los objetivos planteados.

 

La metodología a seguir para la puesta en marcha de este V Plan, para el periodo 2021-2024, pasa en primer lugar por su presentación al Comité Ejecutivo, en segundo con la creación de un Comité de Plan integrado por personas del Comité Ejecutivo y responsables de Área de FEMEVAL, y posteriormente con la generación de Mesas de Trabajo que se consideren oportunas para la definición concreta, alineada y conjunta con otros agentes de las estrategias a seguir.

 

Las tres fases de desarrollo inicial a implementar en los próximos seis meses contemplan un diagnóstico y análisis estratégico; la formulación de un modelo y líneas estratégicas de desarrollo; así como la formulación operativa donde se incluirán las acciones derivadas de seguimiento, junto a la programación, selección de indicadores, presupuesto y cuadro de mando integral.

 

Este es nuestro horizonte. Mantener la guardia alta para ser cada vez mejores y continuar actuando de manera responsable, trasparente y sostenible como siempre lo hemos hecho. Para ello vamos a revisar nuestra gestión con mirada autocrítica para detectar fortalezas y debilidades, definir acciones que traduzcan nuestra visión, misión y estrategias en resultados tangibles, y todo con la gran meta de poner en valor a lo que realmente nos mueve que son nuestras empresas asociadas. Al respecto, como requieren, cada vez más, de servicios avanzados, tres de las grandes líneas de trabajo de este Plan se centrarán en impulsar su digitalización, innovación y formación especializada.

 

Aspiramos a trazar un buen plan integrador, ambicioso y colaborativo y para cuya elaboración haremos partícipe a toda la sociedad. Porque si algo tenemos claro es que sabemos quiénes somos, hacia dónde debemos ir y cómo y con quién queremos crecer sin perder la ilusión, las ganas y el compromiso adquirido con las empresas de nuestro sector.

 

Así que vamos a dibujar una nueva hoja de ruta aprovechando todas las oportunidades que nos hemos ganado a pulso y con la que podamos decir, ¡el futuro es nuestro!