Barómetro del Metal

#QuieroCorredor

Post Público 19/10/2017 20 54
  • |
  • |
  • |

Parece que empieza a tomar forma una infraestructura básica e imprescindible que llevamos décadas reivindicando. Es más, ya se están adquiriendo compromisos en firme para que, de una vez por todas, vea la luz un concepto del que empezó a hablarse en 1990.

Me refiero al Corredor Mediterráneo, una obra ferroviaria de 1.300 kilómetros que, además, permitirá vertebrar España en un momento en el que tanta falta nos hace. Se trata de uno de los nueve corredores multimodales de la red continental de comunicaciones diseñada por la Unión Europea para 2030. En total, 3.500 kilómetros que unirán Europa de norte a sur y concentrarán el 54% de los habitantes y el 66% del Producto Interior Bruto de la UE.

Un megaproyecto que desde FEMEVAL no podemos más que apoyar por varias razones. Primero, porque cambiará el rumbo de nuestra economía en el contexto europeo. Segundo, porque será uno de los ejes de transporte más rentables de toda la red española ya que atraviesa zonas con una elevada actividad. Y, en tercer lugar, porque entre los sectores más afectados por los costes logísticos, y que más se beneficiarán, está el sector metalmecánico en general y la fabricación de bienes de equipo y maquinaria, de componentes eléctricos y electrónicos, de productos metálicos, los bienes de consumo y la automoción.

Pero sobre todo porque gran parte del crecimiento y futuro de nuestro tejido empresarial, y sobre todo, de la industria, depende del desarrollo de nodos de conexión de transporte y de la logística (que supone el 3% de los costes de las empresas valencianas y en concreto para el sector industrial, el porcentaje asciende es cercano al 4%).

Entre las innumerables ventajas para nuestro sector citar que conllevará una considerable reducción de toneladas de emisiones de CO2 al año; una mejora del posicionamiento y valor añadido de productos y bienes de equipo; la generación de empleo de calidad; y el incremento de las exportaciones que a día de hoy ven lastrada su competitividad a causa de una red de transporte de mercancías ineficiente.

Así pues, las noticias son alentadoras para el conjunto del parque empresarial de la Comunitat Valenciana. Porque no podíamos seguir consintiendo que nuestra capacidad competitiva se siguiera viendo entorpecida por carecer de una red ferroviaria y viaria de alta capacidad adecuada a lo largo del corredor mediterráneo español. Ni tampoco quedarnos más tiempo de brazos cruzados esperando una infraestructura que nos permitirá viajar más rápido, con mayor frecuencia y que impulsará la economía y el empleo.

Pero ha hecho falta sumar las voces de más de 2.000 empresarios para conseguir que se fijen objetivos, presupuestos y plazos concretos para la ejecución de una de las actuaciones más importante y prioritaria pero, a día de hoy, de las más retrasadas.

Y se han adquirido, ya que ha sido el propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el que ha asegurado que todos los tramos del Corredor del Mediterráneo tienen la financiación suficiente y necesaria para que no haya retrasos en su finalización por falta de recursos.

Aunque aún le queda todavía bastante camino por recorrer, tenemos la voluntad política y la financiación necesaria. Ahora sólo hace falta que se acelere la inversión para su desarrollo porque ya son muchos los atrasos acumulados y su ejecución no admite más demoras.

FEMEVAL, como organización representante de parte de la sociedad civil, también decimos #QuieroCorredor para evitar quedarnos en el vagón de cola de la competitividad empresarial europea.