Iberdrola y ASELEC apuestan por la movilidad sostenible

Acuerdo o Ventaja Público 04/02/2021 2 140
  • |
  • |

El acuerdo establece la aplicación de condiciones preferentes a las empresas que forman parte de la asociación para el desarrollo e implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

Iberdrola y la Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia (ASELEC) apuestan por trabajar conjuntamente para promover la movilidad sostenible como vía para luchar contra el cambio climático, con la firma de un convenio para fomentar el uso de vehículos eléctricos entre las empresas asociadas.

El acuerdo, que tendrá un año de duración y con posibilidad de renovación anual, ha sido suscrito en la sede de la asociación por Rafael Castillo, presidente de ASELEC, y por Joaquín Longares, delegado Comercial de Iberdrola en la Comunitat Valenciana.

La colaboración entre ASELEC, que entre sus objetivos se encuentra el de promover y defender los intereses de sus empresas asociadas, ofrecer un servicio de calidad y crear proyectos de apoyo a las empresas, buscando siempre la sostenibilidad tanto empresarial como energética, e Iberdrola, va a permitir que las más de 800 empresas de instalación eléctrica, telecomunicaciones y energías renovables que la integran la asociación tengan acceso a condiciones preferentes para el desarrollo e implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. El acuerdo implica también que las compañías asociadas se puedan beneficiar de estas ventajas en su venta e instalación a terceros.

Para Rafael Castillo esta firma supone “ofrecer una oportunidad de negocio a sus 800 empresas asociadas y contribuir a la consecución de uno de los objetivos principales de ASELEC, que es favorecer las vías desarrollo a todo nuestro colectivo en la provincia de Valencia”.

Por su parte, Joaquín Longares, ha destacado que con este acuerdo “no sólo facilitamos a las empresas asociadas de ASELEC equipos de recarga en condiciones económicas muy ventajosas para que ellos mismos los instalen a su clientela, sino que completamos la labor de la empresa instaladora con el servicio de Connect&Support, que permite a la clientela de empresa y conectada a la recarga pública de Iberdrola geolocalizar los puntos, gestionar el cobro de las recargas, conocer su estado, el histórico de utilización y usuarios/as autorizados/as, así como la atención postventa, su mantenimiento y garantía para que el punto esté siempre disponible”.

Longares ha añadido que esta colaboración “va a suponer un impulso al proyecto de movilidad sostenible por el que está apostando la compañía y nos va a permitir avanzar en nuestro compromiso con la descarbonización de la economía y dar respuesta al mayor interés de la ciudadanía por este tipo de movilidad sin emisiones ni contaminación”.

Jornada de formación para asociados

El convenio firmado prevé también otros ámbitos de actuación, entre los que destaca la convocatoria de una jornada informativa para las empresas asociadas de ASELEC en la que se darán a conocer por parte de Iberdrola las posibilidades que ofrece la regulación y el mercado actual para el fomento de la movilidad eléctrica, y también la posibilidad de realizar sesiones individuales con las empresas que forman parte de la asociación.

Con la realización de las jornadas, la compañía anima a que los miembros de ASELEC se sumen a la apuesta que está llevando a cabo por la electrificación y transición hacia una economía descarbonizada, que va a ser clave para la reducción de las emisiones y de la contaminación, así como para la recuperación económica y del empleo en el mundo postCOVID.

Pisa el acelerador y refuerza su plan de movilidad sostenible

La compañía está desplegando un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años. La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, ciudades y las principales autovías en los próximos cinco años. La apuesta por el despliegue de estaciones de alta eficiencia se concretará en la instalación de estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, súper rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros y rápidas (50 kW), cada 50 kilómetros.

Iberdrola es consciente de la necesidad de impulsar la electromovilidad en España a través de una acción coordinada y eficaz con los principales agentes implicados. En este sentido, este acuerdo se suma a los más de 40 que la compañía ha completado en España para el despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.