FAQS nuevo etiquetado energético para electrodomésticos

Normativa y legislación Público 04/03/2021 0 2.186
  • |
  • |

Con la nueva etiqueta, desaparecen los signos de más, se amplía la escala de la A a la G y se incorpora un Código QR para acceder a más datos del producto

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos ha editado este folleto informativo con todas las preguntas y respuestas relativas al nuevo etiquetado energético para electrodomésticos que ha entrado en vigor el 1 de marzo. Un documento que ha sido seleccionado especialmente para la divulgación del Nuevo Etiquetado Energético contando  con el refrendo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. 

 

La función principal de la etiqueta energética es la de especificar el grado de eficiencia de un aparato electrónico. Y su misión mostrar, a la hora de decidir si comprar un aparato u otro, cuál es el consumo energético de cada electrodoméstico y, por tanto, su grado de eficiencia energética.

 

Este año la Unión Europea ha actualizado las categorías conocidas hasta ahora, eliminando los signos más (++) que como iban acompañados de la letra A y mostraban una escala de eficiencia energética de menos (A+) a mas (A+++). Con la nueva etiqueta, no solo desaparecen los signos de más, sino que se amplía la escala de la A a la G. Se mantienen los colores (del verde al rojo) por lo que en la nueva etiqueta la A de color verde será la mas eficiente y la menos la G de color rojo.

 

En el caso de lavadoras y lavavajillas, la nueva etiqueta contará también con unos pictogramas con los que se mostrará si el aparato cuenta con:

  • «Eco 40-60»: capacidad de carga (kg);
  • duración en minutos; consumo de agua, litros/ciclo;
  • clase de eficiencia centrifugado (escala A a G);
  • ruido del centrifugado dB(A) y la clase de emisión de ruido (escala de A a D).

 

Otra novedad de esta etiqueta es la incorporación de un Código QR que al escanearlo se accede a más datos sobre el producto.

El fin de este cambio de etiquetado es favorecer y mejorar el ahorro de energía de los hogares porque contar con electrodomésticos eficientes equivale a un ahorro real en la factura de la luz que beneficia claramente al bolsillo y al planeta.