“La seguridad industrial está en todo, pero es la gran desconocida”

Nota de prensa Público 08/10/2021 3 3.421
  • |
  • |

El presidente de FEMEVAL presenta el documento de conclusiones “La Comunitat Valenciana por la Seguridad Industrial" del I Congreso de Seguridad de la Comunitat Valenciana

El presidente de FEMEVAL, Vicente Lafuente, ha presentado el documento de conclusiones “La Comunitat Valenciana por la Seguridad Industrial" en la clausura institucional del I Congreso de Seguridad de la Comunitat Valenciana

 

De él se desprende que la Seguridad Industrial no sólo está en la industria, está en todo: en establecimientos o espacios de masivo uso público (colegios, cines, hospitales, cafeterías, oficinas, gasolineras, comercios, calles, parques, carreteras) donde se utilizan a diario ascensores, vehículos, aparatos eléctricos, sustancias químicas, etc., que están sometidos al cumplimiento de la normativa de seguridad industrial. Pero es la gran desconocida. Por lo tanto, según ha resaltado Lafuente, “la efectividad del derecho a la seguridad industrial solo es posible si las personas titulares de instalaciones, tanto en entornos domésticos, comerciales, docentes, industriales, etc. cumplen con las obligaciones que se derivan de la legislación”.

 

                                                                          

Inexistencia de estadísticas sobre las causas de los accidentes

La seguridad industrial es un concepto que garantiza el bienestar social las 24 horas del día y protege, directa y eficazmente, la vida diaria y cotidiana de todas las personas, sin excepción. Pero el problema es que los accidentes siguen ocurriendo a diario debido a la inexistencia de estadísticas sobre accidentes en Seguridad Industrial, a una información centrada solo en las consecuencias y a que no se conocen ni se informa de las causas. Por ello, la solución pasa por el fomento, la concienciación y la colaboración de los agentes implicados.

 

El horizonte es conseguir empresas más rentables y una sociedad más segura

En este sentido se creó el Consell Valencià de Coordinació de la Seguretat Industrial en la que participa la Conselleria de Economía Sostenible, FEMEVAL, FEMPA, ASEIVAL, COIICV, COGITICOVA y los agentes sociales representados por CEV, CCOO y UGT y se desarrolló un Plan de Acción para la Promoción de la Seguridad Industrial con tres horizontes. El primero generar más valor añadido impulsando la necesidad de instalaciones más seguras, más eficientes, menos costosas y más duraderas para conseguir empresas más rentables, y una sociedad más segura. El segundo centrado en mejorar la cualificación profesional de los agentes que intervienen en el ciclo de vida de una instalación (instaladores, mantenedores, proyectistas, inspectores, funcionarios, etc.). Y el tercero, lograr que la Comunitat Valenciana se sitúe a la vanguardia de la seguridad industrial, como los países europeos más avanzados.

                            

CONCLUSIONES DE LAS SESIONES PLENARIAS

En el documento “La Comunitat Valenciana por la Seguridad Industrial" se recogen las aportaciones de los agentes sociales. Entre ellas destacan la importancia del diálogo social para alcanzar acuerdos de interés para las empresas y personas trabajadoras, incluyendo la seguridad industrial. Por su parte, dan una valoración positiva a la creación del Consejo Valenciano de Coordinación de la Seguridad Industrial como instrumento para impulsar, coordinar los criterios y priorizar las actuaciones de la Administración. “Un ejemplo de colaboración público-privada que permite consensuar las prioridades de actuaciones y líneas de trabajo a desarrollar”, ha apuntado Vicente Lafuente.

 

Dado que un accidente puede poner en juego la viabilidad de una empresa, los sectores empresariales inciden en aumentar la cultura de la seguridad industrial mediante una visión holística de la seguridad industrial, especialmente en las tramitaciones; y situando en el centro de la seguridad a las personas, mediante procedimientos de gestión del cambio. Asimismo, destacan que se debe poner en valor el mantenimiento y la monitorización aprovechando los habilitadores digitales, así como la inspección como garantía del mantenimiento de los requisitos de las instalaciones, contando con intervención de los y las profesionales en las distintas fases del ciclo de vida de una instalación.

 

Desde el punto de vista de las personas y entidades usuarias, se advierte que son desconocedoras de las implicaciones de las instalaciones que usan en su día a día, por lo que se debería manifestar más curiosidad por el estado de las instalaciones. También se apuesta por promover la rehabilitación de las instalaciones existentes en edificios y establecimientos antiguos para garantizar niveles de seguridad adecuados. Y que las personas usuarias cuenten con los agentes implicados en la seguridad industrial y en sus asociaciones para canalizar sus inquietudes y preocupaciones en materia de seguridad industrial.

 

La seguridad industrial no solo afecta a las personas trabajadoras y a los bienes y equipos, sino que afecta a toda la ciudadanía. Las persona usuaria como consumidora desconoce lo que es la seguridad industrial no siendo consciente de la importancia de la misma, solo cuando el consumidor ponga en valor la seguridad industrial y la exija esta logrará su verdadero alcance.

 

La integración de la cultura de la Seguridad Industrial en la ciudadanía pasa por 4 ejes como son la cultura, formación, convicción y profesionalidad. La seguridad industrial sirve para democratizar y hacer más justo el uso de determinados bienes y servicios y hacer más segura la vida de la ciudadanía.

 

Respecto a las responsabilidades civiles y penales, se ha incidido en que la falta de seguridad industrial implica indemnizaciones económicas por los daños a terceros, fuertes sanciones económicas y responsabilidades penales tanto de las personas jurídicas (empresas) como de las personas físicas (que adoptan las decisiones). Al margen de que no todos los riesgos derivados de una falta de seguridad pueden ser asegurados. En este sentido, se ha concluido que las empresas deberían identificar y evaluar sus riesgos asociados a la seguridad industrial, incorporar dichos riesgos a su sistema de Compliance penal y adoptar las medidas organizativas adecuadas para mitigarlos.

 

En materia de talento, formación y cualificación profesional en la seguridad industrial, las empresas instaladoras y/o mantenedoras requieren de personal con alto nivel de conocimientos técnicos y reglamentarios. Al respecto, el Real Decreto 298/2021, establece las distintas vías para que las personas instaladoras y/o mantenedoras puedan acreditar sus conocimientos y cualificación profesional.

 

Por su parte, las empresas titulares de las instalaciones cuentan con perfiles profesionales con responsabilidades especificas en calidad, medioambiente, Prevención de Riesgos Laborales, Innovación, etc. Pero no con un perfil similar en el campo de la seguridad industrial. Esto provoca que haya responsabilidades dispersas entre los distintos departamentos de la empresa, una falta de visión de conjunto en materia de seguridad industrial y una dispersión de  la documentación (proyectos, certificados de mantenimiento, actas de inspección) que dificulta su gestión y control.

 

Por lo tanto, es necesario definir y promocionar la figura del Responsable de Seguridad industrial que debe contar con una formación adecuada y reconocida en el marco de la formación reglada, a través de un título de carácter oficial. En este sentido, se solicita la posibilidad de incluir las competencias de seguridad industrial dentro del catálogo único de especialidades formativas, Integrar el curso de responsable de seguridad industrial en el catálogo de LABORA y disponer o integrar el contenido del curso en ciclos de grado medio o superior.

 

CONCLUSIONES DE LAS SESIONES PARALELAS

Los retos y oportunidades de interés común se concretan en la necesidad de realizar campañas de concienciación e incentivación dirigidas a las personas usuarias y empresas, así como establecer acuerdos con las asociaciones de consumidores y de administradores de fincas para difundir la cultura de la Seguridad de los edificios y sus instalaciones.

 

Se aboga por formalizar mecanismos para regularizar instalaciones existentes acreditando que cumplen con requisitos mínimos de seguridad. Y la implantación de acciones que inciten a su legalización como campañas de vigilancia y control, establecer un plazo para su regularización y adoptar medidas ante instalaciones que no se hayan legalizado.

 

También se apuesta por establecer Planes de ayudas para mejorar las instalaciones existentes, por el desarrollo e implantación de un nuevo sistema de tramitaciones más sencillo accesible, rápido y ágil, por la generación de un Censo Industrial (Registro Industrial) que contenga toda la información relevante de una empresa, sus establecimientos, las instalaciones auxiliares de estos, así como de sus modificaciones, mantenimientos e inspecciones realizadas sobre dicho establecimiento industrial y/o sus instalaciones auxiliares. Actualmente se está trabajando en el Plan Agiliza para subsanar, entre otras, esta situación.

 

Se hace, a su vez, necesario ir más allá de una simple digitalización de los trámites administrativos, y el impulso de sistemas de seguimiento y control para identificar situaciones de competencia desleal. Como idea fuerza se propone que ante la falta de medios, las administraciones deleguen las funciones de inspección y control en agentes especializados

 

Por último, para que la seguridad de las instalaciones aumente en la misma proporción que disminuye la siniestralidad deben confluir factores como inspecciones iniciales y periódicas por Organismos de Control imparciales e independientes, en todos los campos reglamentarios; una correcta conservación mediante el mantenimiento/reparación de las instalaciones realizado por empresas mantenedoras cualificadas; el desarrollo efectivo de todas las competencias por la Administración autonómica que se derivan de su competencia en materia de Seguridad Industrial, en especial el fomento del mantenimiento y control de las instalaciones con riesgo; un control eficaz de la Administración de todos los agentes implicados (titulares, instaladores-mantenedores y Organismos de Control) y una competencia leal y limpia entre los distintos agentes, que anteponga la exigencia de seguridad sobre criterios puramente economicistas.

 

El evento presencial y online ha reunido el 7 y 8 de octubre a 500 empresas y profesionales de diversos sectores vinculados a la seguridad industrial, administración pública, organizaciones empresariales y sindicales, universidad y sociedad.

 

PATROCINAN, COLABORAN Y EXPONEN

El Congreso cuenta con el patrocinio de AXA, la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (TECNIFUEGO) y FM Grupo Tecnológico.

 

Como entidades colaboradoras figuran la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Alicante (FEMPA), la Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia (ASELEC), la Asociación de Empresarios Instaladores de Fontanería, Instalaciones Térmicas, Gases y demás Fluídos de la Provincia de Valencia (ASEIF), Junkers Bosch, Recexval, la Asociación Valenciana de Entidades de Inspección (ASEIVAL), el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV), Nedgia Grupo Naturgy, RBC Ingeniería de Seguridad y el Grupo EULEN.

 

Y acoge una zona de expositores con stands de Dymsa Ingeniería, la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA), el Consejo de Colegios de Ingenieros Técnicos Industriales de la Comunidad Valenciana (COGITICOVA), el COIICV, la Asociación de Empresas Instaladoras y Mantenedoras de Sistemas de Protección Contra Incendios de la Comunidad Valenciana (ACVIRME), la Asociación de Empresas de Ascensores de la Comunidad Valenciana (ASCENCOVAL), la Asociación Valenciana de Instaladores y Mantenedores de Climatización y Frio (AVICLIMA). El evento estará, a su vez, cardioprotegido con un desfibrilador aportado por UNIMAT Prevención.

 

Este Congreso organizado por FEMEVAL y la Conselleria de Economía Sostenible, es fruto de un proyecto conjunto emprendido por el Consell Valencià de Coordinació de la Seguretat Industrial en la que participa la propia Conselleria, FEMEVAL, FEMPA, ASEIVAL, COIICV, COGITICOVA y los agentes sociales representados por CEV, CCOO y UGT.     

 

#congresoSI #SiseguretatindustrialCV